Las estaciones

Descripción
La inclinación del eje de rotación de la Tierra es la causa de la sucesión de las estaciones. Equinoccios y solsticios son los hitos astrónomicos que definen con precisión el cambio entre las estaciones.

Un año de la Tierra -tiempo que invierte en completar una órbita completa alrededor del Sol- puede dividirse en cuatro tramos de tiempo; las estaciones.

Más allá de las circunstancias apreciables en nuestro entorno y condiciones locales, como pueden ser los cambios en la vegetación, temperatura y tiempo climático, es preciso señalar que la causa es de carácter astronómico.

La inclinación del eje terrestre respecto a su plano orbital explica el ciclo anual de las cuatro estaciones. Una inclinación de poco más de 23 grados hace posible notorios cambios en la duración del día y la noche y de que manera llega la energía solar a diferentes regiones en diferentes momentos del año. 

Cada cambio de un tramo al siguiente está marcado por un equinoccio o solsticio. ¿Pero qué son los equinoccios o solsticios?

El eje de la Tierra está inclinado en 23 grados y fracción, y por lo tanto el plano del ecuador de la Tierra está inclinado con respecto al plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Esto significa que durante el verano del Hemisferio Norte, el Sol ilumina el Hemisferio Norte más que el Hemisferio Sur y durante el invierno, el Sol ilumina el Hemisferio Sur más que el Hemisferio Norte.

Pero en dos momentos del año el Sol iluminará igualmente a los hemisferios Norte y Sur. Estos momentos son conocidos como los equinoccios. El prefijo "equi" nos comunica que hay un "equilibrio" entre el día y la noche. Es el momento en que el plano del ecuador de la Tierra pasa por el centro del disco del Sol o, lo que es lo mismo,  el momento en que el Sol pasa el ecuador celeste desde el Hemisferio Norte hasta el Hemisferio Sur o viceversa.

En las fechas de equinoccios hay aproximadamente igual cantidad de horas de luz diurna y oscuridad. Y como curiosidad; las fechas de los equinoccios son los únicos dos momentos del año en que el Sol sale por el este y se oculta por el oeste. Los restantes 363 días del año el Sol va cambiando hacia la derecha o hacia la izquierda de estos puntos cardinales su despuntar u ocultamiento. Puedes verificarlo; alcanza con fotografiar la puesta del Sol desde un mismo lugar a inicios de cada mes y ser testigo de como la variación es evidente y notoria. Es una interesante circunstancia para registrar.

La consideración de equilibrios o diferencias entre las horas diurnas y nocturnas es una situación que nos ayuda a también a caracterizar a los solticios. En los solticios de verano, las horas diurnas toman su máxima expresión y las noche alcanzan su mínima duración. En solsticio de verano; día más largo del año y noche más corta del año.

Por el contrario, en el solsticio de invierno nos encontramos con el día más corto del año y la noche más larga.

Explora en el siguiente video la danza de luces y sombras que protagonizamos todos nosotros solo por el hecho de habitar esta nave planetaria que es la Tierra. 

 

Responsable
Gastelú, Daniel
Palabras clave
Fecha de publicación
Etiquetas
Formato
Créditos

Imagen descriptiva "Four seasons" de George Hodan disponible en http://www.publicdomainpictures.net/view-image.php?image=26731 con licencia Creative Commons Public Domains.

Video "Las estaciones del año" de Canal hglbrt - Licencia Youtube estándar.

Licencia del recurso
Creative Commons Atribución CompartirIgual 4.0 (CC BY-SA)
Clasificación curricular
Nivel
Asignatura / Especialidad
Recursos relacionados