La educación como puente

Un proyecto que tiene a la educación como componente central fue presentado en el marco del Programa Nacional para la Promoción de la Conciencia Agropecuaria.
Fecha
Lanzamiento de Conciencia Agropecuaria

El Programa Nacional para la Promoción de la Conciencia Agropecuaria fue creado en 2018 por la Ley n.° 19.670, pero comenzó a gestarse unos años antes. Con él como marco, entre 2020 y 2023 se llevará adelante un proyecto producto de un acuerdo entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Se trata de un proyecto centrado en tres ejes: la educación, la comunicación y el fortalecimiento institucional. En materia educativa, los principales focos estarán en el trabajo con las mallas curriculares, la formación de educadores y el apoyo a iniciativas y proyectos educativos mediante fondos concursables. 

Los detalles fueron presentados el 12 de diciembre en la Torre Ejecutiva, en un evento cuya apertura estuvo a cargo del presidente del Consejo Directivo Central de la ANEP, Wilson Netto, y el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech.

Durante la actividad, se hizo un recorrido por los logros y desafíos de la primera etapa del Programa Nacional de Promoción de la Conciencia Agropecuaria a través de los relatos de algunos de sus protagonistas: productores agropecuarios, investigadores, maestra rural y estudiante.

Además, se compartieron los resultados de los estudios que funcionaron como punto de partida de la iniciativa, realizados en 2017, que mostraron que si bien el 85% de los uruguayos percibe al agro como importante, este no es visto como un campo de oportunidades, algo que sí ocurre con la informática, el turismo y los servicios. En cambio, el agro es asociado a conceptos con connotaciones negativas, como la contaminación y el trabajo sacrificado.

Este diagnóstico mostró la existencia de una cierta lejanía emocional entre el campo y la ciudad, de una brecha vivencial profunda, y la apuesta del Programa Nacional —que es concebido por sus promotores como una política de Estado— es acercarlos. Para ello, desde el grupo impulsor, radicado en el MGAP, se ha buscado involucrar a la institucionalidad agropecuaria, a las gremiales del sector, a las empresas privadas y también al sistema educativo. 

En este sentido, el presidente del CODICEN, Wilson Netto, expresó durante la presentación que, para construir el cambio cultural necesario, “es necesario construir estrategias compartidas, registrarlas, promoverlas, y poner en juego un conjunto de instituciones muy valiosas que tiene el país en articulación con la educación para mejorar la circulación del conocimiento respecto a la temática del agro”. Hizo especial mención a la importancia de que el conocimiento tome sentido para los jóvenes, de que se apropien de él y lo conciban como un factor potencialmente transformador.

Las autoridades y técnicos presentes manifestaron la expectativa de que este nuevo proyecto posibilite el trabajo conjunto entre la institucionalidad agropecuaria y el sistema educativo para alcanzar una propuesta educativa que tenga en cuenta el cambio de perspectiva necesario sobre el sector agropecuario y el diálogo entre lo urbano y lo rural.

Fotografía: UCOD-MGAP | Licencia CC0 Creative Common